Vancouver

Stanley Park

Idealmente situado en la península al noroeste del centro de Vancouver, Stanley Park es uno de los destinos turísticos que atrae a 8 millones de visitantes cada año. Con playas adorables, millas y millas de veredas muy bien pavimentadas, el acuario más grande de Canadá y un cúmulo de sitios muy amigables para familias y niños, incluyendo una alberca, un parque de agua, un tren miniatura y mucho más. Este refugio de 400 hectáreas (1,000-acres) es reconocido como uno de los mejores y más bellos parques urbanos de todo el mundo.


Playas y Lagos

Beaches: Second and Third BeachUna cadena de agradables playas circundan Stanley Park, pero sólo dos son accesibles para nadar. Second Beach, sobre la costa sureste del parque, cuenta con la popular Second Beach Pool, una alberca con agua caliente al aire libre, con maravillosas vistas de English Bay y de la zona oeste de Vancouver. La oculta Third Beach, también en la costa sur del parque, tiene una playa de arena y preciosas puestas de sol. Ambas tienen ventas menores y servicios básicos.

Hay una tercera playa donde se puede nadar, justo afuera de donde se conecta el malecón con el parque. English Bay o la Primera Playa, es la playa más popular de la ciudad. Tiene baños, renta de kayaks y paddleboards, canchas de volleyball de playa y una balsa con una resbaladilla gigante.

Además de estas playas para nadar y una alberca de agua natural, Stanley Park tiene muchas otras playas rocosas a las que se puede acceder sólo durante la marea baja. Estas reservadas playas naturales son lugar de reunión de muchas estrellas de mar, especímenes de concha y muchas muestras de la vida marina más diversa.

Hay dos prominentes lagos donde disfrutar: Beaver Lake, que en alguna ocasión albergó una colonia de castores. Es un lago natural, solitario y de agua fresca. Garzas y cisnes trompeteros son comunes en este sitio durante el verano y los lirios ofrecen sus brillantes colores. Lost Lagoon es un lago artificial cercano a la entrada del parque, que tiene mucha vida silvestre en un perímetro de 1.75 kilómetros (1 milla). Conozca la Nature House de Stanley Park, administrada por the Stanley Park Ecology Society, consúltela para obtener información sobre la flora, la fauna y la historia social del entorno.

El Malecón

Beach Bay CafeStanley Park ha obtenido incontables reconocimientos por sus grandiosas áreas de recreación urbana en Norte América. También tiene excelente oferta de comida, desde rápida y casual hasta platillos de postín. Siempre será fácil encontrar la selección correcta para comer, ya sea un bocadillo al medio día o una romántica cena para dos.

Con una impresionante vista de English Bay, The Teahouse sirve platillos finos en un sitio excepcional. Preparados con ingredientes locales, el menú ofrece sabores fusión de la costa oeste con un toque francés que incluye salmón, una de las delicias insignia de B.C. La lista de vinos es tan impresionante como los paisajes. Así como los platillos formales destacan, también sobresalen los brunch de fin de semana. Por cierto… ¿ya hablamos de las vistas maravillosas que hay desde aquí?

Para una experiencia de comida “casual”, se encuentra Stanley's Park Bar & Grill, que luce un inmenso patio que sobresale del Stanley Park Pavilion y que puede recibir hasta 200 personas. Éste es un restaurante de temporada, que se enfoca fundamentalmente en ingredientes locales (abre desde marzo hasta septiembre), tiene una muy buena lista de cervezas y vinos, hamburguesas y platos fuertes tradicionales. Tiene vista hacia el jardín de rosas, el cual rodea the Pavilion. 

Prospect Point Café también ofrece menús casuales, con ensaladas, sándwiches, hamburguesas y mariscos. Desde un gran patio, tiene una maravillosa vista hacia el Burrard Inlet, el Lions Gate Bridge y las montañas de la playa norte. Incluye un café con servicio express de café para mitigar el hambre mientras camina por el parque.

Sitios Para Admirar

Stanley Park Totem PoleUna de las más fascinantes atracciones de Stanley Park, sin mencionar que es una de las más visitadas también en toda la Columbia Británica, es la famosa exhibición de tótems en Brockton Point. Comenzado a principios de 1920 con sólo cuatro tótems de la Vancouver Island's Alert Bay region, la colección fue creciendo al paso de las décadas, incluyendo tótems de Haida Gwaii; región anteriormente conocida como Queen Charlotte Islands y de Rivers Inlet; en la costa central de la Columbia Británica. Algunos de los tótems originales fueron tallados a finales de 1880 y desde entonces son enviados a museos para su preservación y otros son prestados temporalmente al parque, desde 1986 y 2009.

Muy cerca se encuentra otro excelente ejemplo del arte de las Primeras Naciones, en las Coast Salish Gateways. Las tres puertas talladas de este sitio, sirven como entrada al Brockton Point Visitor Centre y las tierras tradicionales de los representantes Coast Salish. Fueron creadas por Susan Point, artista de Coast Salish y diseñadas con un tradicional estilo arquitectónico.

El Faro de Brockton Point puede verse desde varios puntos del malecón, pero las vistas que se logran desde el punto, son las mejores. El mirador en el Burrard Inlet y en el Lions Gate Bridge, permite ver pasar los cruceros lentamente. Esta histórica construcción fue erigida en 1914. Esté alerta del cañón 9 o'clock, el cual se dispara (con balas de salva) electrónicamente a las 9 en punto, cada noche. No es solamente un faro de advertencia, también hace estremecerse si está uno cerca. El cañón fue donado por Inglaterra en 1894 y era disparado para poner a tiempo los relojes y para avisar a los marineros sobre probables colisiones.

Uno de los lugares más extravagantes del malecón y que merece un alto, es la estatua de La Chica en traje de buzo, flotando sobre el agua. Esta estatua de tamaño real, está situada encima de un gran peñasco, de manera que cuando sube la marea, se ve como si estuviera flotando. Otros monumentos en el parque incluyen el mascarón de proa del SS Empress de Japón, una hermosa réplica del original del barco que zarpaba entre Vancouver y el oriente desde 1891 hasta 1922. El Lumberman’s Arch es un paso digno de una fotografía, que honra la industria de la tala de madera; hay aquí una estatua de Lord Stanley, en cuyo honor se dio nombre al parque y al célebre trofeo de hockey. Hay también una estatua del poeta escocés Robbie Burns.

Si busca atracciones naturales, no se puede perder la Siwash Rock. Esta roca tiene unos 32 millones de años, y de ella salen brotes y raíces de un árbol antiquísimo. El mejor lugar desde el cual ver el árbol y la roca, es la Third Beach en el malecón y the Lions Gate Bridge. De acuerdo a una leyenda de las Primeras Naciones, un hombre fue inmortalizado en esta piedra: Siwash Rock como recompensa a su desinterés y generosidad.

Partiendo de la Siwash Rock hacia el estacionamiento, se encuentra el Hollow Tree, un gran cedro viejo, hueco en su tronco, que se ha convertido en un punto distintivo de Stanley Park. El tocón tiene unos 700 u 800 años y desde que el parque es parque, los vancouveritas han adorado tomarse fotos dentro de su hueco. El tocón fue fuertemente dañado durante una tormenta en 2006 y en vez de removerlo, los locales cooperaron para avenir recursos para enderezarlo. Esto permitió que se convirtiera en un lugar muy popular para propios y extraños, donde las fotos del recuerdo son imprescindibles.